miércoles, 30 de julio de 2008

Reencuentro ENE (26 julio 2008)



Este pasado fin de semana se realizó el "Reencuentro" o bienvenida a los nuevos enistas a nuestro grupo.

Las buenas nuevas son que de 27 niños que realizaron el ENE 10, fueron 24 los que se hicieron presentes para el reencuentro.

La actividad estuvo cargada de muchas dinámicas, juegos y diversión para los niños, quienes a partir de ahora, deberán -CON LA AYUDA DE SUS PADRES- perseverar en los caminos de la salesianidad.

Su presencia cada sábado en formación regular y en actividades especiales, será muy importante para su crecimiento personal, y principalmente en la fe católica.

3 comentarios:

Viviana dijo...

En realidad es una gran alegria ver a la mayoria de los niños q hicieron el retiro, todos son niños excepcionales q desean conocer mas de Jesus y q gracias a Dios x nuestro medio pueden hacerlo, asi q esperamos q siga asi la afluencia de niños y q Dios nos de la fuerza q necesitamos para seguir adelante ...
Viva ENE !!!

Salvador dijo...

Me alegra Muchisimo que todo haya salido a la perfeccion en manos de ese gran equipo de formadores Enistas; lastimosamente yo no pude estaren el retiro por motivos de trabajo, pero la maleza siempre vive en Ene. Que dios los bendiga y espero que siempresigamos juntos y solidos.Animos.

Salvador Carias. (Chamba)

Pedro (Picorete) dijo...

Hey, me siento muy contento que nuevamente están llegando más niños a ENE. Así como comentábamos con el chumpe (abeja) y Martha (Margarita), ENE para muchos fue su primer experiencia con Jesús, por eso es que siempre queda más marcada en el corazón que cualquier otra experiencia vivida.

"Muchos son los llamados y pocos los elegidos..." Seamos de los que nos llamaron y de los que nos escogieron para seguir trabajando por el reino de los cielos y llevarle más almas jóvenes a "papa chuz".

Los niños son muy especiales. En su inocencia podemos descubrir la alegría que Don Bosco miraba en sus muchachos, y desde pequeños debemos encaminarlos y guiarlos hacia el bien.

Ánimo para aquellos que quieren y deseen trabajar en ENE. Es una experiencia reconfortante, tanto para los niños como para nosotros que ya estamos más vividos y se nos olvida que siendo niños, con un corazón de niño, es como entraremos al cielo...

Bendiciones en Don Bosco